CAUSAS DE EL SMOG

El smog fotoquímico, o smog de verano, consta principalmente de ozono. Es una niebla marrón y oxidante. Las causas del smog fotoquímico son los óxidos de nitrógeno y los VOC, que resultan del tráfico y las industrias. El ozono se forma de acuerdo con las siguientes reacciones químicas:

NO2 + uv –> NO + O
O + O2 –> O3La reacción inversa es:

NO + O3 –> NO2 + O2

Las circunstancias mas propicias para la formación de altas concentraciones de ozono son las temperaturas de verano, la luz solar directa y una capa de aire estable, lo que permite la dilución de los contaminantes. Es por esto que el smog fotoquímico también es llamado smog de verano. Los efectos del smog sobre la salud dependen mucho de la concentración de ozono y de otros oxidantes fotoquímicos. Estos contaminantes provocan irritaciones oculares y respiratorias. Las plantas son extremadamente vulnerables al ozono. Incluso en bajas concentraciones Incluso en bajas concentraciones puede causar serios daños a las plantas.

A parte del smog de verano, también hay smog de invierno. Al smog de invierno se le suele llamar smog ácido; está formado principalmente por elementos nubosos. El smog de invierno se encuentra en áreas donde la dispersión vertical de los contaminantes del aire no es posible. Normalmente las temperaturas disminuyen durante el día en las capas de aire superiores.
Las capas de aire calentadas cercanas a la superficie terrestre ascenderán, provocando la dispersión vertical de los contaminantes del aire, y su dilución. En invierno la temperatura del suelo es a veces inferior que la de las capas altas de la atmósfera, haciendo que el aire permanezca cerca del suelo, de forma que los contaminantes no se extenderán. Este efecto es lo que provoca el smog de invierno.
El smog de invierno se puede formar cuando las temperaturas son bajas y las concentraciones de dióxido de azufre aumentan a consecuencia de las emisiones de las calefaciones centrales de las casas.
El aire frío del exterior hará que la humedad se condense en niebla. Los aerosoles del aire influyen en este proceso, porque sirven de núcleos de condensación para el vapor de agua.
La humedad contribuye a la transformación de dióxido de azufre en ácido sulfúrico, haciendo que el smog se vuelva ácido. El smog ácido provoca problemas respiratorios e irritaciones oculares.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: